Cronología del Subsector Turia (IV)

·         El azote del tentáculo:
El tentáculo escindido de la Flota Enjambre Kraken sigue en su búsqueda de un planeta del que devorar su biomasa. La situación del tentáculo es crítica puesto que se ha visto obligada a canibalizar varias de sus naves más pequeñas para reaprovechar su biomasa y no morir de inanición en el vacío espacial. Afortunadamente, ha encontrado un pequeño planeta aislado en la frontera del subsector Turia controlado por una banda de Guerreros de Hierro que son adorados como Dioses por la población local. El planeta llamado Gádiz es asaltado por pequeñas progenies que se dedican a hostigar poblaciones y a la guerra de guerrillas. Esta forma de hacer la guerra es debido a la falta de efectivos por parte de la flota pero conforme van avanzando y devorando poblaciones el tentáculo está obteniendo nuevos nutrientes. Los Marines adorados como Dioses salen de caza a por estas bestias pero las criaturas Tiránidas son astutas y taimadas. Un comando entero es devorado por los Genestealers en una de dichas emboscadas.
·         La caza del virus:
El culto de bioingenieros de la Hermandad del Acero Óseo quiere poner a prueba a sus horrendas creaciones. La Hermandad posee una cantidad de recursos realmente importante, pues posee clave de autorización de un Tecnosacerdote del Mechanichus de alto rango y eso les da acceso a material y vehículos Imperiales. Una pequeña nave es enviada a Ravenholm con un cargamento de aberraciones biomecánicas, mitad máquina mitad Genestealer. Los monstruos son lanzados contra un puesto de la Guardia de la Muerte pobremente defendido. Los defensores son sorprendidos por el repentino ataque. Los Genestealers están modificados de forma que puedan ingerir grandes pedazos de carne infectada y almacenarla en estómagos metálicos estancos. La Guardia es muy resistente y soporta bien los golpes pero apenas hacen mella en los esqueletos mecánicos de los Genestealers. Una vez muertos todos los Guardias y los Genestealers henchidos de carne putrefacta son recuperados por la nave. Los bioingenieros del culto se frotan las manos pensando en todo lo que podrán aprender desvelando los secretos de la Guardia.

·         Luchas de poder
La Casa Mensis es una dinastía de nobles que hoy en día controlan el subsector Turia. Responden directamente ante los enviados del Adeptus Administratum y de los Señores de Terra. Son respetados y temidos por el resto de casas nobles del Subsector pero la casa Laelaps, uno de sus principales apoyos está conspirando para derrocarlos en secreto. El culto hunde sus raíces hasta muy profundamente en el subsector y llega hasta grandes mandos de casas nobles. Las luchas de poder en salones y en despachos tienen efectos en todas partes y el Astra Militarum a veces trabaja sin saberlo en beneficio de alguno de estos planes secretos. El fuego acaba con media docena de aberraciones del culto y además destruye un laboratorio oculto que guardaba una buena cantidad de documentación que hubiera sido muy jugosa para uno de estos dos contendientes si hubiera salido a la luz. Afortunadamente la Guardia es diligente y recuerda que la curiosidad lleva a la herejía así que cualquier papel incriminatorio queda sepultado bajo una montaña de escombros humeantes.

·         Purga al Xenos
Los Caballeros Grises son, en estos momentos los únicos Marines espaciales leales que protegen los planetas del interior del subsector desde que la Cicatrix Maledictum desgarró la galaxia y la actividad psíquica ha ido creciendo hasta unos niveles alarmantes. Un comando de Caballeros Han recibido órdenes de rastrear y matar a un poderoso psíquico no autorizado que ha estado acechando en el planeta Abadie. El psíquico es de procedencia xenos y avanza por el campo de batalla levitando y lanzando rayos a sus enemigos a través de extremidades biomecánicas. Los Caballeros Grises llegan hasta una de las guaridas de estos xenos y descubren actividad Tiránida en el planeta. Mediante el uso de sus poderes psíquicos consiguen abatir a una buena parte de los Genestealers que acechaban por entre las ruinas pero uno de los hermanos es aislado y acorralado por un grupo de estos acechantes xenos. El guerrero es herido gravemente pero se puede observar durante unos segundos a través del visoemisor del yelmo a una figura pálida y cegada sobrevolando a un par de metros del suelo ocultándose entre las sombras. Los Caballeros consiguen exterminar los xenos que encuentran pero no hay ni rastro del psíquico.

Esto es, hasta ahora todo lo que ha acontecido en el Subsector Turia a lo largo de la 8va edición. Básicamente es una narración breve de todas las partidas que he jugado en esta edición y su ubicación dentro de mi trasfondo personal. A partir de aquí las partidas se narraran dentro de el trasfondo de 9na que, creo que se sitúa en un período un poco raro porque es a lo largo de la Cruzada Indomitus, la cual en estos momentos ya ha finalizado.

En todo caso, los siguientes relatos de trasfondo los quiero trabajar de forma distinta pero sobre esta base que he construido en estos tres últimos posts. Agradezco un comentario y que los compartáis si os ha gustado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.