Liguilla Reforged: Los Brutos de Gorgo (Ogros)

–Sí, una vez luché por esos ogros. Conocen el valor del dinero, no como sus parientes de las montañas… Y saben hacer planes, desde luego, bajo ese montón de músculos y grasa maloliente hay un pequeño cerebro con unas ideas tan sólidas como su estómago.
Espere que acabe de terminarme la cerveza… bien ¿Usted no bebe? Le invitaría si quisiera, bueno ¿Por dónde iba? Los brutos de Gorgo, ese tal Gorgo es un Ogro de las leyendas de las montañas, dicen no sé qué historias de que son sus hijos o algo por el estilo… Los comanda un Ogro matarife de esos que van por ahí lanzando maldiciones y cocinando a la gente. Lo vi una vez cuando vaciamos aquellas ruinas de orcos en la frontera con las Tierras Yermas y la experiencia no fue agradable. Lo primero, iba envuelto en pesados mantos, embozado de los pies a la cabeza a pesar del calor del verano del desierto, ¿sabe? Y es un poco más bajo que el resto de ogros, apenas saca un par de cabezas a un hombre alto y se movía de forma rara… casi como si flotara. Un tío muy raro. El resto de ogros apenas se atrevían a mirarlo a los ojos, si es que los tiene, porque nunca le vimos la cara. El capitán volvió blanco cuando negoció con el mago el precio de nuestros servicios aunque lo cierto es que el oro se nos caía de las manos, si le soy sincero no recuerdo a nadie que pagara tan bien.
¡Que me parta un rayo si sé qué hacen estos brutos en la ciudad! Se oyen rumores de que están preparándose para una campaña, han encargado armas y armaduras nuevas y están buscando gente.
Esta misma noche dicen que se van a reunir en una taberna de la ciudad con otros dos extranjeros extraños… La gente habla de otros elfos e incluso de uno de esos cabrones bajitos, perdón, de uno de esos enanos, pero de los otros; no los cabrones bajitos de siempre sino uno de esos… primos de los que no suelen hablar. ¿Entiende de qué estoy hablando? Y los elfos… Tampoco se les ha visto mucho la cara, están intentando no llamar la atención pero no parecen trigo limpio. ¿Que si nosotros vamos a unirnos a ellos? Bueno, no sé lo que va a hacer el capitán… Sólo soy un oficial de bajo rango y solo recibo órdenes pero si vosotros vais a estar implicados más nos vale coger nuestras espadas y largarnos. Entiéndalo como una señal de respeto… No solemos ver muchos de vuestra raza por aquí y no estamos acostumbrados a lo que sois capaces de desatar. Luchamos una vez para unos elfos y no fue tan bonito como nos queréis hacer creer. En fin, no le puedo contar más al respecto de esos ogros, pero si quiere un consejo, no los subestime, son más duros y menos tontos de lo que parecen… Bien, no me importaría ver más de cerca esa plata de la que me ha hablado antes…

Autor: Draughleth

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.