Proyecto Warhammer Conquest

Bueno, al final los Conquest llegaron y aunque han pasado ya unas semanas me voy a unir a la vorágine de blogs y canales de YouTube que hablan de esta interesante colección.

Llevo muchos años en el hobby y al margen de un intento de ejército Tiránido en 5ta o 6ta edición nunca he entrado en 40k hasta la llegada de los podcasts La Voz de Horus y La Biblioteca de Tizca, y posteriormente Kill Team (del cual sólo he jugado una partida).
Los Conquest van a ser mi puerta de entrada a Warhammer 40.000 y me gusta el proyecto que se me plantea. Conozco algo del trasfondo del juego y la verdad es que los marines buenos no me van mucho, y menos aun los Ultrapitufos… No conozco las reglas en profundidad y tampoco cómo se construyen las listas ni nada más allá de lo que cuentan los fascículos así que voy a ir montandolos poco a poco tal y como me lleguen.
Y como en esta casa no podemos coger las minis y montaras como toca voy a montar un ejército del caos puro con las minis de leales y caóticos, entremezclados y revueltos, tal y como mandan los Dioses oscuros, espero que se puedan mezclar piezas de unos y de otros para hacer que todos tengan el rollo caótico que me mola.
Dos Astartes heréticos cualquiera, es curioso cómo encajan de bien esos brazos intercambiados. Con el esquema de color adecuado pueden pasar por caóticos los dos. 

Tengo de momento ya algunas minis montadas con bits del caos de fantasy y demás piezas para caotizar a los leales. No se cómo se configuran las unidades ni qué variedad de armas tienen a su disposición así que hasta que no caiga en mis manos el códex o lo expliquen en los fascículos los voy a montar absolutamente a mi bola y totalmente de forma aleatoria. Todavía no se a qué legión traidora van a pertenecer mis Astartes heréticos, básicamente no tengo ni idea de qué voy a hacer con esta nueva marea gris de miniaturas que me vienen encima. Una idea que tengo en mente es que mi legión va a tener una característica distintiva que consistirá en que cada guerrero llevará la armadura pintada de un color diferente, como si fueran marines venidos de todas partes de la galaxia y no se hubieran molestado en cambiarlo, una mezcla de la Legión Negra y la Legión Alfa cuando pintan sus armaduras como las leales para confundir a los enemigos como hice en el artículo del marine para Kill team. Lo que no sé es qué hacer con la Guardia de la muerte, en un principio Nurgle no me gusta nada así que igual los monto como elegidos o el núcleo más corrupto por el caos del ejército herético o algo así…Me gustaría que este ejercito tuviese un rollo más Cthuloideo de lo que suele ser 40k, que aunque tiene algunos toques en realidad los más Lovecraftianos son los Tiránidos y los Cultos.
-Disculpe buen hombre, ¿Para el Palacio Imperial voy bien?
-¡Claro! Coja esa bocacalle de ahí y cuando llegue a la bifurcación vaya por la de la izquierda, no tiene pérdida, ocupa un continente entero.
Muchas gracias y que Nurgle le bendiga.
-Nada caballero, a mandar. 

Lo que sí sé es que paso mil del competitivo, espero que sea divertido y para echar pachangas y ya está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.