Ronda 1 Cazadores de Úlfgar el carnicero (Enanos) VS Ernuzhk Espadahumeante (Enanos del Caos)

Cazadores de Úlfgar el Carnicero (Mariano) vs Ernuzhk Espadahumeante (Roberto)

«Balderk cayó al suelo, con un puñal del hechicero enemigo clavado en la pierna. Una ráfaga de dolor le atravesó la cadera y ascendió por su espalda cuando el suelo golpeó contra su rodilla, dejándolo sin aliento. Justo antes de aquella carga, entre sus Enanos comenzó a correr la voz que Úlfgar había caído… tal vez, lanzarse al combate en aquellas condiciones había sido un error. Pero sus Montaraces no eran de los que se arredraban y él tampoco. Sabía lo suficiente sobre el jefe de los Matadores como para tener dudas respecto a su muerte, sobre todo si estaba rodeado de sus guerreros, pero la posibilidad de que fuese cierto hacía que aquel posible agravio no quedase sin respuesta. Alzó la cabeza, a la espera del golpe de gracia que caería en tan solo unos instantes, y miró a los ojos al Señor enemigo. Vio una mirada poderosa y maligna a través de los agujeros de su máscara, pero por alguna razón en aquellos últimos instantes no sentía miedo, sino un odio profundo y viejo. Ernuzhk Espadahumeante alzó el hacha para acabar con su víctima, pero entonces sucedió algo que ninguno de los dos había previsto: una bala cruzó el aire e impactó contra el hombro del agotado Enano del Caos, que cayó hacia atrás, entre sus soldados. Al mismo, tiempo dos Montaraces levantaron a Balderk casi en volandas y le sacaron de la refriega. A su alrededor, todo se desarrollaba con rapidez: sus Enanos avanzaron y el enemigo, pese a su superioridad, dudó. Con ambos líderes incapacitados, sería el ardor guerrero de los bandos el que marcaría la diferencia… y ellos luchaban por su hogar y sus familias. Aún quedaba mucho combate por delante, pero para él solo contaba que, contra todo pronóstico, la línea enemiga retrocedía».
La batalla, a 1500 puntos por bando, ha sido entre los Enanos de Mariano y los Enanos del Caos de Roberto. Sin pretender hacer una crónica de la partida, resumiré que los Montareces de los Enanos han ejercido presión desde el primer momento, provocando la huida de varias unidades a base de disparos y atacando a las máquinas de guerra. El general de los Enanos del Caos ha dejado fuera de juego al comandante Matador y, al siguiente turno, él también ha caído tras una carga de Montaraces. El resto de la batalla ha consistido en un combate muy duro que ha obligado a los Enanos del Caos a ir retirándose poco a poco. 
Resultado: Primera Victoria de la Liga para los Cazadores de Úfgar el Carnicero.

Marcador de la liga:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.